Seleccionar página
¿Cómo encontrar la silla de ruedas adecuada para sus necesidades?
Cómo-encontrar-la-silla-de-ruedas-adecuada-para-sus-necesidades-decalecenter

Pronasa Salud

diciembre 6, 2022

Encontrar la silla de ruedas o el equipo de ayuda a la movilidad perfecto puede resultar abrumador. Hay demasiadas opciones y su precio varía mucho. ¿Cómo elegir la silla adecuada?

Las sillas de ruedas están diseñadas para favorecer la movilidad y la independencia. Las hay de varios estilos, tamaños y precios. El tipo de silla de ruedas que elija dependerá de sus preferencias personales, su presupuesto y su estilo de vida.

Antes de comprar una silla de ruedas nueva hay que tener en cuenta varias cosas. Por ejemplo, debes fijarte en el tamaño y el estilo del asiento, si tiene o no pasamanos y su nivel general de comodidad. También tienes que asegurarte de que encajará cómodamente en tu casa.

La mejor forma de decidir qué modelo le conviene más es acudir a una clínica de terapia ocupacional (TO). Los terapeutas ocupacionales están especializados en ayudarte a elegir una silla de ruedas que se adapte a tus necesidades personales y a tu nivel de capacidad. Pueden aconsejarle sobre cualquier requisito especial, como asientos regulables en altura, empuñaduras, frenos, etc.

Si buscas más información sobre cómo encontrar la silla de ruedas adecuada, aquí tienes algunos consejos útiles:

  • Ten claro lo que quieres de tu silla de ruedas: ¿tiene que ser elegante, práctica y duradera?
  • ¿Quiere una manual o una eléctrica?
  • ¿Tiene que adaptarse a tus piernas ortopédicas?
  • Algunos modelos incorporan portavasos o bolsillos laterales para guardar objetos. Esto puede facilitarle los desplazamientos o mantenerle organizado durante los viajes.
  • Asegúrate de saber exactamente cuánto espacio necesitarás en tu casa para colocar la silla de ruedas. Si vives en un edificio de apartamentos o un piso compartido, consúltalo antes con la administración para no infringir sus normas sobre la instalación de dispositivos de movilidad.

No olvides que comprar una silla de ruedas no es solo una compra, es una inversión en ti mismo. Tu nueva silla de ruedas te servirá durante muchos años, pero si compras algo barato o te conformas con lo primero que veas, puede que luego te arrepientas.

Puedes utilizar diversas técnicas para identificar la silla de ruedas que mejor se adapte a tus necesidades. Aquí tienes cinco preguntas que debes hacerte para encontrar la opción más adecuada:

¿Cuál es su principal objetivo a la hora de elegir una silla de ruedas? ¿Intenta conseguir la máxima estabilidad, maniobrabilidad, comodidad, seguridad o conveniencia?

¿Su silla de ruedas actual satisface sus necesidades? ¿Qué tiene de malo? ¿Es incómoda?

¿Puede realizar sin dificultad ciertas actividades que te gustaría llevar a cabo? ¿O te limitan algunas de sus partes?

¿Necesitas que esta silla de ruedas sea segura? La seguridad es fundamental porque corres el riesgo de lesionarte si no utilizas la silla de ruedas con cuidado. Consulta las pautas de mantenimiento y reparación adecuadas del fabricante para evitar accidentes.

¿Prefieres una silla de ruedas manual o eléctrica? Las manuales no requieren cambios de batería y cuestan menos que las eléctricas. Sin embargo, son más difíciles de manejar. Los modelos eléctricos permiten ajustar fácilmente la velocidad y el par, lo que los hace ideales para la vida diaria.

Sillas de ruedas manuales

Una silla de ruedas manual permite a su usuario propulsarse utilizando sus propias manos. A diferencia de las sillas de ruedas eléctricas estándar, que utilizan motores y baterías, las sillas de ruedas manuales dependen únicamente de la fuerza del usuario para desplazarse. Como este método no requiere ninguna fuente de energía adicional, las sillas de ruedas manuales pueden utilizarse en cualquier sitio.

Además, suelen ser mucho más baratas que las eléctricas. Sin embargo, hay que tener en cuenta que las sillas de ruedas manuales no ofrecen un apoyo total como las fabricadas con muelles. Esto significa que cuando se utilizan durante largos periodos de tiempo, como por la noche o durante viajes largos, el usuario tendrá que tener cuidado de no caerse de la cama o saltar dentro del vehículo.

¿Le gustaría tener una silla cómoda? Muchas sillas son demasiado rígidas, voluminosas y pesadas para moverlas. Una silla ligera es fácil de transportar. Es importante asegurarse de que la silla le queda bien.

¿Hay algo más que deba tener en cuenta antes de decidirme por una nueva silla de ruedas? Hay ciertos factores que influyen en el proceso de toma de decisiones. Examinémoslos en detalle a continuación.

A continuación te indicamos algunos aspectos que deberías tener en cuenta en primer lugar:

La cantidad de tiempo que pasas sentado en tu silla de ruedas cada día. La mayoría de las personas pasan sentadas ocho horas al día, así que ¿cuánto tiempo querría pasar sentado cómodamente cada día?

Si tiene problemas de salud, como artritis o espina bífida, probablemente le convenga un respaldo más alto. Esto ayuda a aliviar la presión sobre la columna vertebral y reduce las probabilidades de desarrollar úlceras por presión.

Su capacidad para sentarse y levantarse de la silla. ¿Podrá entrar y salir del vehículo con facilidad? Si no es así, busque un modelo con ruedas extraíbles. Algunos modelos incluyen incluso un asidero para facilitar las transferencias.

Si utiliza con frecuencia el transporte público. Es probable que necesite un modelo con transmisión automática. Si se desplaza con frecuencia, considere la posibilidad de elegir un modelo con un centro de gravedad más bajo (distribución del peso). Así reducirás las posibilidades de volcar al empujarte.

Tu presupuesto. ¿Tienes dinero suficiente para comprar la silla de ruedas que necesitas? Sé realista con los costes: algunos fabricantes ofrecen opciones de financiación para ayudar a sufragar los gastos iniciales.

Quizás también te interese leer…

EL USO CORRECTO DE MULETAS PARA VOLVER A CAMINAR

EL USO CORRECTO DE MULETAS PARA VOLVER A CAMINAR

Perfecto para pacientes con mala coordinación o debilidad en ambas piernas. La forma correcta de caminar con 4 puntos de apoyos es: apoyarte en la muleta izquierda con el pie derecho y la muleta derecha con el pie izquierdo, repetir los pasos para caminar. Este método te traeré una mayor estabilidad pero será a muy poca velocidad.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.